sábado, 7 de septiembre de 2013

Magdalenas crudiveganas

El otro día tenía muchísimas ganas de comer algo dulce. No tenía trigo sarraceno, ni aceite de coco... sólo unas semillas de girasol peladas. ¡Y eso no me detuvo!
Ahí van mis magdalenas crudiveganas:
  • 1 taza de semillas de girasol puestas a remojar (unas 4 horas)
  • 1 taza de zanahoria (lo que me quedó después de hacer un jugo de zanahorias y naranjas)
  • 3 cucharadas de semillas de lino (remojadas también 4 horas)
  • 3 cucharadas de azúcar integral
  • C/n de jugo de naranja.
 Puse a procesar todos los ingredientes hasta formar una pasta. Rellené pirotines grandes más de la mitad de su volumen (cuando se deshidratan bajan un poco) y los llevé a horno mínimo con la puerta abierta.
Mi intención era dejarlos 8 horas, pero me fui a dormir y de repente mi inconsciente me despertó y ahí me fui disparando para la cocina. Habían pasado 14 horas. El resultado buenísimo, quedaron crocantes por fuera y húmedas por dentro ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada